viernes, 10 de enero de 2014

Desarrollo de criterios de calidad ambiental basados en el conocimiento científico

http://www.scienceinthebox.com.de/en_UK/programs/compactdetergents_02_en.htmlRecientemente la revista Environmental Science and Pollution Research ha publicado un número especial sobre el desarrollo de criterios de calidad ambiental para los ecosistemas acuáticos. En este volumen se publican varios trabajos en diferentes ecosistemas y países basados en estudios científicos. Un criterio de calidad ambiental sería un valor de concentración de un contaminante que se puede considerar seguro para el ecosistema, es decir que no causará daños en su riqueza de especies ni en su funcionalidad. En realidad lo que nos da es un riesgo de que un evento dañino ocurra (por ejmeplo a una concentración dada hay una probabilidad del 5% de que el ecosistema sufra un daño). Lógicamente estos valores tienen asociado un grado de incertidumbre, y los estudios científicos lo que tratan es de reducir ese grado de incertidumbre. Uno puede pensar que lo mejor es que no este presente el contaminante en el medio y de esa forma se evita el problema, pero esto supondría un coste económico muy elevado y comprometería seriamente el desarrollo económico. Lo ideal es ser lo más realista posible con estos criterios: ni muy conservador o sobreprotector con el medio ambiente, lo que supondría un elevado coste en depuración y tratamiento de aguas residulaes, ni muy relajado en los criterios, lo que supondría graves daños ecológicos e incluso para la salud humana. Una de las grandes pegas de estos criterios es que muchas veces se derivan de estudios de laboratorio, que carecen de realismo ecológico, lo que puede suponer una cierta merma en la calidad del criterio, ya que solo considera especies aisladas y no considera las interacciones ni los efectos indirectos de los contaminantes. Otro problema añadido en el desarrollo de estos criterios es que en la actualidad se están detectando nuevos compuestos químicos en el medio ambiente (retardantes, compuestos perfluorados, etc.) debido a la mejora en las técnicas analíticas, esto supone un reto a la hora de determinar criterios ambientales para estos compuestos. Otro problema es que cada país (de los desarrollados) genera sus criterios con diferentes metodologías, lo que resulta en valores diferentes para un mismo compuesto. Por tanto hace falta un esfuerzo para intentar unificar estos criterios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario