viernes, 28 de septiembre de 2012

Pasos de peces para evitar la fragmentación de los ecosistemas fluviales

La construcción de presas y azudes supone la fragmentación de los ecosistemas fluviales. Esto significa que el libre movimiento de peces (aguas arriba o aguas abajo) se ve interrumpido por estas construcciones. Existen formas de minimizar su impacto, una de las más utilizadas son los pasos para peces, que son basicamente estructuras de ingeniería que conectan las dos partes del río separadas por la presa o azud. Estas estructuras facilitan la migración reproductiva de muchos peces, como pueden ser barbos o salmónidos. Existen diversos tipos de pasos con diferentes eficacias y usos según el tipo de infraestructura, una de ellas es las escalas para peces. No obstante, en muchas ocasiones se construyen sin comprobar su eficacia real. Hay varios estudios que intentan evaluar la eficiencia de dichas estructuras, recientemente se ha reallizado uno en el tramo bajo del río Ebro, en el cual se ha analizado la eficiencia de una escala de peces en el azud de Cherta. Los autores muestrearon las abundancias y biomasas de peces agua abajo del azud, los resultados mostraron un total de 21 especies de peces, de las cuales 12 fueron exóticas. Esto representa la friolera de un 62% de abundancia relativa y un 70% de la biomasa perteneciente a especies exóticas. Por medio de grabaciones de video, pesca eléctrica y trampas se evaluó la eficiencia de la escala para peces. Se detectaron ocho especies en la escala, cinco de ellas nativas (anguila, barbo, gobio, Liza y el blenio) y tres exóticas (el alburno, la carpa, y el rutilo). De ellas la que más utilizó la escala fue la Liza. En general, la mayor frecuencia de uso fue para especies nativas. La eficiencia de uso de estas escalas se encuentra influida por muchos factores, tales como el diseño de las diferentes piscinas que forman la escala, la velocidad del agua dentro de las escalas, la pendiente, la facilidad para encontrarla por parte de los peces, tamaño de los peces, etc. , de tal forma que la eficiencia real suele ser relativamente baja. Existen otras alternativas, más costosas pero más naturales, como es la construcción de canales artificiales naturalizados (bypass) para poder salvar las barreras. Estos son canales adyacentes al río que une la parte inferior y superior de los tramos fluviales separados por la presa o azud.

2 comentarios:

  1. Hola Alvaro,
    Llevo siguiendo tu blog hace tiempo y me encanta. Hoy me he llevado la sorpresa de ver como hablas sobre un estudio en el que participé cuando trabajaba en la Confederación del Ebro, quería darte las gracias por difundir este artículo en particular, y por el trabajo tan magnifico que haces acercando la ecología acuática, de una forma sencilla y entretenida, a través de este blog.

    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina

      Muchas gracias por tu comentario sobre el blog, vuestro trabajo me parece muy interesante, creo que siempre es bueno comprobar que las medidas para mitigar un impacto funcionan (o no). Gracias por seguir el Blog

      Un saludo

      Álvaro

      Eliminar