jueves, 15 de diciembre de 2011

Invertebrados exóticos como dieta de peces/Exotic invertebrates as food for fish

La entrada de especies exóticas en los ecosistemas acuáticos genera cambios funcionales en el ecosistema. Algunos invertebrados exóticos pueden llegar a dominar la producción secundaria de un ecosistema, es decir llegan a ser los invertebrados más abundantes. Esto obliga a los depredadores a modificar su dieta e incluir más individuos de estas especies exóticas. No obstante, la composición y calidad nutritiva de estos invertebrados exóticos puede ser peor que la de los nativos, causando efectos adversos en los depredadores. Un estudio de hace unos años demostró bajo condiciones de laboratorio, que las truchas alimentadas exclusivamente con una caracol exótico procedente de Nueva Zelanda (Potamopyrgus antipodarum, Hydrobiidae, Mollusca) puede causar una pérdida de peso muy próxima a la que se produce en truchas no alimentadas. Este dato indica la magnitud del problema, ya que de darse esto mismo en condiciones naturales podría suponer un grave perjuicio para las poblaciones de truchas. Este caracol posee un fuerte opérculo que protege al animal de los ácidos digestivos, permitiendo que gran parte de los individuos ingeridos puedan salir vivos tras pasar por el tracto digestivo de las truchas. El estudio fue publicado por Vinson y Baker en el 2008 en la revista North American Journal of Fisheries Management de la AFS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario