jueves, 9 de junio de 2016

¿Cómo utilizar un análisis genético para encontrar el origen de una especie exótica invasora?

Las especies exóticas invasoras son aquellas que procedentes de otra región geográfica invaden un ecosistema de otra parte del mundo causando daños ecológicos y/o económicos. En ocasiones una especie puede invadir poco a poco diferentes regiones, y puede llegar el caso que una población invasora proceda a su vez de otra población invasora, y asi sucesivamente. Una especie invasora que ha ocupado casi todos los continentes es el caracol acuático Potamopyrgus antipodarum. Esta especie es originaria de Nueva Zelanda, y ha invadido Australia, Asia, Europa y América. Un grupo de investigadores ha tratado de conocer cuál es el origen exacto de las poblaciones europeas de esta especie, para ello han empleado análisis genéticos de haplotipos (sería algo así como un conjunto de genes que se heredan en conjunto). Estos permiten una identificación exacta del origen de una población invasora. Para ello estudiaron los haplotipos de Nueva Zelanda para esta especie (un total de 17 diferentes haplotipos), y han llegado a la conclusión que las poblaciones europeas proceden de dos haplotipos de la isla norte de Nueva Zelanda. De esta forma se confirma como las especies invasoras pueden recorrer miles de kilómetros (con la ayuda voluntaria o involuntaria del hombre) e invadir ecosistemas muy alejados de sus ecosistemas nativos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario